18 de marzo de 2015

Atleti 1 - Bayer Leverkusen 0. Made in Atleti.


Pues estamos en cuartos de la Champions League, en uno de los partidos más duros que uno recuerda desde que tiene uso de existencia, y habiendo quemado una de las maldiciones que uno siempre recuerda en la forma  de conseguir el pase, y es hacerlo a través de una tanda de penaltis. El guión no pudo ser más fiel a nuestros principios: se sufrió un montón, se trabajó lo indecible, se animó hasta la extenuación, se nos lesionaron dos jugadores, pero se consiguió el triunfo final. El Atleti pudo con todas sus adversidades. Es el camino en el que nuestra historia nos ha enseñado para conseguir nuestras victorias. No podía, pues, ser de otra manera tampoco ayer.

El match fue un constante sinvivir, no precisamente por las llegadas claras o por sus ocasiones, pero sí por la constante presión que ejercieron ambos equipos y por lo ajustado que anduvo siempre el marcador. A los 9 minutos asomaron un poquito la cabeza los alemanes con un disparo de Bellarabi que se marchó fuera. A los 20, y en una acción presuntamente intrascendente, se nos lesionó Moya. Su puesto lo ocupó Oblak. Me da que el esloveno está ante su gran oportunidad para hacerse con el puesto de una forma definitiva. Ahora o nunca. Un tipo simpático, nuestro amigo Jan. Da la impresión de que sale a jugar con la misma presión un partido como el de ayer que si lo hiciese en uno de las pachangas que antes se formaban en la Casa de Campo los domingos por la mañana. Por supuesto, todos le deseamos lo mejor de lo mejor, pero no quiero que esto sirva  para que Moyá tenga su humilde reconocimiento desde este bloq.  Ya lo sabéis, es un menda que me cae de cine, y me parece muy justo reconocerle su gran labor en el tiempo que ha defendido la portería del Atleti. Puede que no sea el mejor de los porteros habidos, pero se ha ganado algo muy importante en lo que a mi  respecta, mi profundo respeto y un hueco en el corazón. ¡Ánimo, Moya!

De fútbol es que no se  puede  hablar mucho, si al menos nos referimos a ocasiones de gol claras. Los dos  equipos defendieron muy bien. Yo diría  que en el caso nuestro extraordinariamente bien. Gámez y Miranda estuvieron prácticamente perfectos. Juanfran en su línea. Pero lo de Giménez es otra cosa. Cuando más juega, más me colma todas mis expectativas puestas en él. Un pelotero excepcional.

El objetivo de empatar la eliminatoria se consiguió a los 26 minutos de juego, en una falta lateral que produjo varios rechaces, Cani (¡al fin  titular, a mi gusto, no desentonó!) cedió sobre Mario Suárez y este consiguió el tanto desde fuera del área. Cada día tengo más claro que este tipo de partidos a nuestro canterano le vienen como anillo al dedo. El concepto presión no existe para él. O quizás sea que este tipo de transcendencia es la que necesita para mostrarnos siempre su mejor nivel.

En la segunda parte se produjo el cambio de Raúl García por Cani, y el Atleti estuvo mas reconocible. Una lástima que nuestros atacantes no tuviesen su día (Manduzkic trabajó lo indecible, pero anduvo muy lento en la que pudo ser mejor ocasión del partido cuando Arda le plantó solo delante del portero. Acción todavía de este primera parte,  que ya me estoy liando). Griezman, por su parte, anduvo toda la noche muy impreciso. En esta segundo periodo solo recuerdo un disparo con mucho peligro de Koke, y otra buena ocasión de Turán tras cesión de Antoine que atajó Leno.

Al final el croata abandonó el terreno de juego tras un tira y afloja con el Cholo (me voy, espera que me quedo, no puedo, venga va, aguanto otro poquito) y salió en su lugar Torres, que peleó lo indecible, pero también le  faltó ese útlimo toque final. Después vino la prórroga, en la que fue una continuación de lo que fue el partido. El Atleti buscó con más ahínco la victoria, frente a unos alemanes que siguieron presionando como demonios pero que jamás se les encendió la luz  para intentar batir a Oblak, salvo en un disparo lejano de Rolfes que, os lo juro por mi madre, yo lo ví dentro de nuestras redes. Por nuestra parte, un par de buenas ocasiones de Raúl García y de Fernando  pero que terminó atajando Leno. Por cierto, una reflexión referente a la prórroga. ¿A ustedes no les parece injusto que en la misma los goles sigan valiendo doble? Quizás sea por la falta de costumbre de haber jugado muchas como local, pero ayer lo pensé.

De postre los penaltis. Nada logra crear un estado de tensión tan profundo en este mundo como una tanda de penaltis. Y en el poco  tiempo en el que suele transcurrir la misma, es increíble la  cantidad de sensaciones contrapuestas que puede producir. Tira Raúl García. La confianza se apodera de mí. El balón va a las nubes. La desazón se adueña de mi existencia. Turno para Calhanoglu. Este no falla ni de cachondeo. Intuyo que intenta  disparar a lo Panenka, y termina haciendo  el ridículo. Suspiro y empezamos de nuevo. Griezmann trasforma con maestría. Bien, coño, bien. Rolfes responde con la misma precisión. Joder. La  tensión se multiplica. Mario Suárez no perdona. Vamos, Mariete, vamos. Topak la manda a la estratosfera. El éxtasis se apodera de mi. Koke dispara de cine, Leno responde con la parada de la noche. No me lo puedo creer. Turno para Torres. Toda su trayectoria me viene encima, porque no se le dan bien las penas máximas, y nadie más que él se merece transformarlo. Me tiembla todo, pero lo transforma con suma tranquilidad. Muerte súbita para Kieslling. Este lo manda fuera que me cae fatal. Dicho y hecho. La vida se transforma  y me transformo en el ser más feliz  del universo. Las lágrimas hacen amago de aparecer sobre mi rostro. Mi madre, extenuada, me besa con pasión. Yo, también agotado, doy vueltas por mi casa sin saber muy bien a dónde ir ni qué diablos hacer. Me pongo a cantar el himno a toda hostia (que son las 12 de la noche, hostia). Posteriormente, se abalanza sobre mi el agotamiento. Ya saben lo que siempre les digo, no hay pasión sin gloria, no hay gloria sin sufrimiento. Gracias por todo, Atleti. Estamos en cuartos.

3 comentarios:

VJAC dijo...

No digo nada, ni siquiera del aciago partido de Torres, con anotar su penalty me sirve para compensar el resto del tiempo.

Ánimo, chavales.

Gracias Luis dijo...

DIOSSSSSSSSSSSS, que manera mas dulce de sufrir, sobre todo cuando se gana, caras triste el día después entre la legión de los del " ya caerán ", la victoria de ayer os la dedico.
En cuanto al partido pues que joder con los Alemanes, no son muy buenos pero que manera de correr, presionar y pegar, duros duros.
Los nuestros andan todavía intentando saber a que jugamos, el despiste generalizado ha llegado incluso al banquillo, madre mía, las lesiones, sanciones, bajas formas y malos entendidos han trasformado a este equipo, de jugar el año pasado con el mismo 11 toda la temporada, a no repetir alineación ni una sola vez en esta.
Tenemos un mes para reconducir y definir lo que queremos, aprovechemoslo.
IN CHOLO WE TRUST.

Paul Marble dijo...

Nos han tocado los $iervo$. ¡A muerte contra ellos!
¡FORZA ATLETI SIEMPRE!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8