26 de abril de 2017

Atleti 0 - Vila-Real 1. La espina en la garganta.


Como para que luego me digan que hago el papanato con mi ristra de supersticiones … Para no creer en ellas.  ¿Qué tendrá este puto equipo que siempre se nos atraganta tanto? Es algo sencillamente inexplicable, y después del partido de ayer, ni os cuento.

Porque el encuentro fue eso: una puta espina que se te queda dando el coñazo en la garganta después de comer pescado. Lo que puede empezar como un juego divertido con la lengua, intentando quitártela de en medio, termina en pesadilla total, clavándose del todo y haciendo sangre, pero de verdad. Justo el desarrollo del partido de ayer.

80 minutos cojonudos del Atleti, con oportunidades a go-gó, con dominio total y absoluto de todas las facetas del juego, pero, entre que no hubo Dios que lograse meter la pelotita al final, por un lado, y que el Andrés Fernández recordó al excelente portero que me maravilló en muchos partidos cuando militaba en Osasuna, por otro, nos terminaron de aguar la fiesta. En fin.

Primera parte de dominio total, ni un triste acercamiento por parte visitante, y ocasiones marradas por Saúl, en espléndido cabezazo viniendo desde atrás, por Correa, por Gaitán, y todas con un denominador común: paradón de Andrés Fernández.

Añádanle al recital un fantástico pase de Koke a Griezmann hizo que el francés se plantase solo ante de nuevo Andrés, y que si quieres arroz, Catalina … El rechace le cayó a Gaitán, y su remate de cabeza, de nuevo lo desvío el dichoso Fernández. Después de todo este vendaval, al descanso, pero el Atleti estaba bien, jugando con paciencia y pensaba que el gol, llegaría.

Craso error. Aunque, en la segunda parte, aún embotelló más si cabe el Atleti al Vila-Real, pero, el resultado, siguió siendo el mismo: parada del dichoso Andrés. Especialmente sangrante fue el mano a mano que tuvo Nico frente al portero visitante, que recordó a su estrepitoso fallo también en Eibar (machote, estas cosas hay que depurarlas un poquito). Salió Torres, y tuvo un buen cabezazo que salió lamiendo el palo tras excelente pase de Antoine. Salió Carrasco, y hasta que el nene no se hizo pupita en su hombro, tiró una falta y todo que repelió Bruno con la mano, en un penalti flagrante de esos que jamás le pitan a este jugador (lleva ya unos cuantos así, créanme). El Atleti empezaba a desesperarse. Malo, porque eso es señal de que se volcaba perdiendo la cabeza, y el Vila-Real nos la podía jugar.

Ya avisó Soriano en el primer tiro a puerta del equipo visitante, allá por el setentaytantos de juego, en una gran contra cuyo disparo final del puto azulejero salvó un defensa colchonero cuando parecía que entraba dentro (imagino que sería Savic, fiel a su cita de salvar un tanto por partido). En ese mismo momento, supe que este partido lo palmábamos.

Así fue. Sobre el 81 de juego, saque de puerta de Andrés Fernández, Filipe que falla tras intentar controlar el balón en zona prohibida, el recién salido al terreno de juego, el tramposo del Bakambú o memez análoga, que se va como una flecha hacia la línea de fondo por la banda, pase al corazón del área, Savic se la come, pero Soriano no, que remacha el tanto a placer. Ver para creer.

Y se acabó el partido. Una puta injusticia como otra cualquiera, pero este deporte se juega así, y consiste en eso, en clavarla dentro. Así que el tercer puesto, se complica. Yo no sé vosotros, pero aún sigo con la garganta fatal después de padecer esa dichosa espina que tenemos denominada Vila-Real.

EL CRACK DEL PARTIDO:
Ni que decir tiene que Andrés Fernández, por parte visitante, y cumplió Giménez de nuevo como lateral, por parte local, eso sí, siempre y cuando no le dé por sacar de banda, porque si lo hace como si de un balón de playa se tratase, para un portero medio decente es pan comido. Tanto experimento ya no, Mister, por favor.

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO:
Espero que el bobito del Carrasco tenga su clavícula partida en mil pedazos, porque será la única forma de que le perdone su marcha ayer del terreno de juego, cuando acaba de salir y el partido andaba empatado, que faltaban solamente 20 minutitos de nada, caramba. Me parece a mi que el niñato éste poco se ha empapado del espíritu que tiene que tener todo jugador que quiera portar este escudo. Como lo de ayer se confirme, ya van 2 veces que el nene se borra por pupita. Entonces, igual ya me podré empezar a cagar en su puta madre tranquilamente. Eso si, que esté tranquilo, que su peinadito y su barbita quedaron impolutas, no sea que nos coja el niñato un berrinche.

ÁRBITRO:
Iglesias Villanueva. Bastante desquiciante también el colega, dentro de la tónica general de la puta noche (penalti ya mencionado comido de Bruno incluido).

TERMÓMETRO ROJIBLANCO (- 7 GRADOS).

A pesar de la derrota, esta vez no se merecen que lo baje, así que no lo toco. A ver los talibanes de esta, nuestra amada y ponderada sección, tienen a bien indicarnos ahora. ¡Gentuza!

Y el sábado, Las Palmas. Un partido que nos podíamos tomar con relativa facilidad, teniendo en cuenta lo que se nos avecina, a tomar por culo bicicleta. Dichosa espina … “Forza el Atleti, Forza Campeón” …

7 comentarios:

Paul Marble dijo...

Gracias por la crónica, Maestro del blogerismo, aprendiz de térmica.
Se jugó un buen partido anoche. Hasta el 75 fue un dominio absoluto, a partir de ahí se terminaron las piernas y comenzaron a salir los de Castellón. De dos que tuvieron enchufaron una (no pasa nada, Filipe). Creo que el cambio era Thomas, y no Torres, para poder asegurar como mínimo el 0-0, que no era malo, pero fuimos a por el partido quizá para intentar “descansar” en Las Palmas.
En fin, « respice post te, hominem te esse memento ».
YO CREO.
Un abrazo.

FORZA ATLETI SIEMPRE

Tomi Soprano dijo...

Totalmente de acuerdo con lo de Thomas, Don Pablo. Yo también lo pensé. Por cierto, me encanta su sabiduría en latín. No había oído en mi vida esa frase. Es usted un crack.

Tomi Soprano dijo...

Por cierto, el otro fallo de Gaitán fue en Vitoria, no en Éibar. Conste en Acta.

Gracias Luis dijo...

Buenos días a todos, pues lo anticipado en la anterior cronica se cumplió, y con este equipo como no es la primera vez, pues nada, puto karma.

Se jugo muy bien, pero cuando un equipo que aspira a todo solo depende de un tío para marcar, pues reitero que es un puto milagro estar arriba, la temporada de los Torres, Gameiro, Gaitan, Correa o Carrasco, es sencillamente lamentable, ninguno ha sido capaz de dar un paso al frente, y cuando parecía que si, zasssssss, lesión.

Así fue, en el 75 se acabo la gasolina, a Gaitan se le acabo en el 35 y se vio que los porcelanosos se vinieron arriba, y el guion muchas visto por estos lares se cumplió.

Pero lo que más me cabreo es oír a mogollón de banda eso de, es que menuda mierda, se han encerrado atrás y solo han llegado una vez, o acaban de nacer o es que la peña es tonta del culo, que globo me agarre, pero cuantos partidos hemos ganado nosotros así en los últimos 6 años, por dios que de cierto es que esta grada se esta vikingando a pasos agigantados, que puto asco.

Muy bien por Escriba.

Y ayer un nuevo capitulo de como un trencilla puede tocarte los cojones y desquiciarte durante 90 minutos, con un trabajo de zapa muy fino y sibilino, todo un profesional en esas artes el Sr Villanueva.

Para terminar el termómetro loco, no lo subo por la victoria en el Prat y no lo bajo por una derrota en casa, definitivamente es usted todo un provocador, sin duda.

Prietas las filas y el sabado a visitar a nuestro cara de acelga favorito.


Un saludo amigos.

Paul Marble dijo...

No es sabiduría, don Tomi. Ya me gustaría. Es simplemente “leiduría”.
Un abrazo.

Dami Fernández dijo...

¡Madre mía que puteo se ha llevado Carrasco! Me temo que le vamos a echar de menos y mucho en los partidos que no esté. Recemos porque no haya más lesiones antes y durante las semis que parece que siempre que vienen estos partidos colapsamos el ambulatorio. Por cierto, ni siquiera Savic es perfecto: esta vez le seguí durante toda la jugada del dichoso gol y no estuvo muy avispado. Lo que no trago es con lo que dice se dice de que hemos recibido nuestra propia medicina respecto a la forma en la que nos ganaron. Nosotros fallamos un huevo de ocasiones, normalmente cuando ganamos en plan rácano los rivales ni nos despeinan o el partido está más equilibrado que anoche, que esta gente ni tiró a puerta hasta el setentialgo. El Villarreal no se lo montó mal, ni mucho menos, pero les vino dios a ver un poquito. Saludos!

Tomi Soprano dijo...

Yo a mi, mientras jueguen dentro de la legalidad vigente, cada rival que emplee sus armas como Dios le de a entender. No tengo ningún problema en eso.

En cuanto a Carrasco, será que uno ha visto a un tal Arteche remontar un partido en pleno diluvio, saliendo en camilla después de hacerlo él solito, y no creo que fuese por un simple golpe en el hombro, precisamente ... Tampoco me imagino a Gabi abandonando al equipo en dicha circunstancia. Ni a Godín. Ni a muchos otros. Lo siento, pero no aguanto las putas gilipolleces. Y conste que, deportivamente hablando, ya saben que Carrasco es santo de mi devoción. Pero ya me tocó muchísimo la polla cuando en Milán no quiso tirar el penalti que luego se tuvo que comer el pobre Juanfran (en el rival de enfrente tenía otro jugador que se arrastró durante toda la prórroga lesionado, pero ese sí que tuvo 2 pelotas para lanzarlo por la puta escuadra), y lo de ayer me pareció vergonzante, qué quieren que les diga ...

Joder, que yo jugué con mi equipo durante toda una segunda parte con 2 dedos fracturados de mi mano derecha, y acabé con la misma que parecía el Everest. Ya está bien de tanta puta tontería, hostia ...

Si ven la cara con que le "despidió" el Cholo tras su cambio ... En fin.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8