24 de octubre de 2004

Sevilla 2 - Atleti 1. YA VENDRÁN AL CALDERÓN...

Sin problema. Es un partido que se puede perder y que se perdió. Punto. Aunque se pudo hacer mucho más, ciertamente.

Empezó el choque bien el Atleti. Buena colocación, con el balón en su poder y con el Sevilla viéndolas venir. Pero claro, por muy bien que un entrenador intente plantear un encuentro, lo que no puede controlar es que un anormal acomplejado como es el Sr. Jorge, cometa la ridícula falta que comete a los 8 minutos de juego, cómo no, al borde del área. Definitivamente, mi paciencia se ha acabado con el individuo éste. Un jugador que tira por la borda el planteamiento y el trabajo de toda una semana con una acción tan absurda, aparte de ser un tipo que siempre da la impresión de no centrar, sino de quitarse el balón de encima, que es diferente, desde luego, lo que tengo claro es que no merece más vestir la elástica rojiblanca. Lo tengo más claro que el agua, vamos. Si encima, el rival tiene toneladas de potra nauseabunda y cuando saca la falta el tal Aitor Ocio le da en el culo a Ibagaza y se ajusta de una manera alucinante al palo, pues qué queréis que os diga ... Así es jodido ganar un partido, para qué nos vamos a engañar.

Hablando de Ibagaza, yo si fuese Ferrando, le haría que contemplase el encuentro que hizo ayer otra vez en vídeo, y le indicaría que recapacite. Que recapacite muy mucho sobre su juego en el Atleti. Que piense sobre lo que se espera de él y sobre lo que hizo ayer en la madriguera de Nervión. Sin más. Él mismo.

A partir del 1-0, el dominio en la primera parte fue enteramente sevillista. Sin un gran juego (yo esperaba más de los sevillanos) pero sí con mucho trabajo y siempre teniendo perfectamente controlada la situación. Un remate de cabeza del cabestro de Javi Navarro y otro más peligroso aún de Baptista fue el bagaje ofensivo de los putos palanganas.

¿El Atleti? Nada de nada. Ausente. Sin lucha, sin intensidad, el Niño por ahí solo, como siempre fuera de casa, vamos ... Yo ya me canso de escribir siempre lo mismo: que es absurdo ver solo a Torres ahí adelante, que así no hay manera de meter un gol, que el equipo, además, juega como acomplejado fuera de casa, que no emplea la misma intensidad que, por ejemplo, utilizaron ayer los palanganos ... En fin. Más de lo mismo. Leeros cualquier crónica anterior y sabréis de qué hablo.

Segunda Parte. El Atleti sale con el mismo equipo, y sigue haciendo lo mismo, oséase, NADA. El Sevilla, por su parte, en su segundo disparo entre los 3 palos, golazo fabuloso de Baptista que te crió. Nada que objetar.

A partir de aquí, y, por supuesto, con la entrada de Salva, el equipo cambia de aspecto y de actitud. Aguilera también reemplazó al lesionado (¡Qué raro!) Velasco. Atención, pregunta: Sr. Villalón, ¿Qué clase de reconocimiento médico pasó el sevillano antes de su fichaje por el Atleti? Porque ha jugado 2 partidos y los 2 ha acabado con "contracturas" y mandangas similares. Y no es que me mosquee este tema, es que la temporada pasada en el Celta estuvo cada 2x3 igual. Me parece que este fichaje es un pleno acierto ... para que el pobre Villalón no se aburra demasiado, que también tiene derecho a ganarse el pan, qué cojones.

Y el caso es que al final pudimos y debimos empatar, lo que son las cosas. Salva marró un par de ocasiones por la ansiedad con la que sale cada vez que Ferrando le saca para que arregle el desaguisado que los demás han creado, y claro, así es muy difícil. Si jugase como titular como realmente se merece este jugador, este equipo y esta afición, otro gallo nos cantaría. Pero usted tranquilo, Sr. Ferrando. Vamos solo creo que por 7 u 8 jornadas. Aún le queda un mogollón de partidos más para seguir tirándolos por la borda tranquilamente. Sin problema.

Aparte, el Niño falló también una que no veas, tras el único pase decente que el Señor Ibagaza se dignó en dar (lo guardaré como oro en paño). ¿Su remate? Sencillamente lamentable.

Pero bueno, al menos, el equipo se enrabietó y hasta merecieron empatar. ¿Es increible, no? Parece que tienen huevos y todo, y que saben jugar al fútbol y que pueden embotellar a todo un Sevilla en su casa como consiguieron ayer durante este periodo. La pregunta del millón de dólares es por qué cojones no se sale con esta actitud desde el principio. Mi corto entender jamás logrará descifrar tan magno misterio.

El gol nuestro llegó en el minuto 90, obra de Pablo, tras rechace en el palo a remate de Salva. Posteriormente, y como es norma de esa puta casa de mierda, no se pudo jugar ni un puto minuto más por las patrañas y las zafiedades que utiliza un partido sí, otra temporada también, esa puta chusma cada vez que tiene al final un partido jodido en la madriguera. Es así de triste, pero como todo el mundo lo consiente, pues nada, que siga la "fies", hombre.

Por cierto, el mejor del Atleti, Antonio López, un tío que mezcla pelotas con calidad. Hoy por hoy, titular indiscutible.

¿El Sevilla? Muy bien defensivamente, le echan muchos huevos, pero le consienten demasiado también. Ayer, por ejemplo, eliminó cualquier opción de construcción de juego rojiblanco con continuas, constantes y reiteradas faltas en el centro del campo, faltas que, por supuesto, no tuvieron ni siquiera una triste tarjeta. Eso sí, a la colección de asesinos a sueldo que son el bastardo del Javi Navarro y el hijo de la gran puta del Alfaro, pueden añadir ya un nuevo producto de su inagotable cantera, el tal Sergio Ramos ese. El taquicardias ya tiene un digno sucesor.

Pero no pasa nada, ya digo. Este es un viaje de ida y vuelta. Os esperamos, no faltéis a la cita, porfa.

-- Un saludo.
Tomi. Frente Atlético. Sección Baramba.
SI EL ATLETI LO ES TODO, TODO ESTÁ JUSTIFICADO.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8