4 de diciembre de 2006

Betis 0 - Atleti 1. Aplausos, sonrisas, gritos, lágrimas.

PARA APLAUDIR.

La primera parte del Atleti, con 20 primeros minutos sencillamente soberbios, plenos de fuerza, de presión, de profundidad, de ocasiones y de fútbol total a raudales. Galleti. Sus mejores minutos como rojiblanco, sin lugar a dudas, y no solo por su golazo. Fue un auténtico puñal (Leo Franco que estás en los cielos merece capítulo aparte). Aptitud. Compromiso. Entrega. Señales de identidad obligadas en un equipo que quiere aspirar a la Champions. Es el camino. Al final lo conseguiremos. Capi. Sobis. 2 naúfragos en un volcán. La colocación del Atleti en el campo. No hay ocasiones, prohibido el paso. El apoyo y la paciencia de la afición bética.

PARA REÍR.

La salida de Mista el turista. Solo le faltó la cámara y la gorra. Supongo que inspeccionó bien el terreno de juego y tal. Vaya tela. El segundo penalti que nos pitan. Sería por el viento, supongo, por lo que cae el delantero local. Los 2 penaltis que fallan los delanteros béticos. El himno del Centenario de esta gente (oleeee, Beti, oleeee oleee oleeeee oleeee Beti, oleeee, que suerte tuvimos nosotros con el Sabina, Dios). Que estemos en Champions jugando como lo hicimos en la 2 parte. Pernía (si fuese honrado, compartiría su sueldo con el bueno de Antonio López, es lo suyo, el pobre hombre se pasa el encuentro subiendo la banda y arreglando los continuos desaguisados del pseudolateralpseudoespañolpseudoargentinopseudofutbolista).

PARA GRITAR.

Los 2 tantos que falla el Betis tras los rechaces de Leo Franco. El segundo tiempo nuestro. El segundo tiempo bético. Las patadas a seguir de Seitaridis (comprendedle, ya dije en la anterior crónica que sabía centrar perfectamente hacia atrás, ahora está perfeccionando el dar un pase hacia delante, poquito a poquito, señores). Lo pases en horizontal de Maniche. El quitarse el balón de encima sin mirar siquiera del jugador luso. El balón que se come Ze Castro en la segunda parte. El remate posterior de Dani. Las hostias que se llevó Agüero. El absurdo penalti que comete Perea. El homenaje al maltrato al balón que fue ese suplicio denominado segunda parte.

PARA LLORAR.

Irureta. Ha envejecido 6 años desde que lleva con el Loperra. La aptitud del Atleti en la 2ª parte. La desgana. La falta de ambición. El conformismo. La mediocridad. Los goles que falla el Niño. El tanto que falla Maniche. La situación del Betis. El cambio de Capi. La infrautilización de Jurado. El tener que sufrir como un perro un partido que puedes golear con la gorra. El vivir siempre al filo de la navaja, sea quien sea el rival y se den las circunstancias que se tercien. El deseo continuo de Aguirre de quitar al Kun (basta con que estornude el chaval para que tenga ya a alguien calentando). El maldito trivote. El que esté deseando que saque a Don Limpio porque veía que nos remontaban. El que gane un partido fuera de casa y acabe con un cabreo como si lo hubiese perdido. No es el camino de Champions. Es el camino de la nada.


MATRÍCULA DE HONOR: Esta vez no es ni sobresaliente siquiera. Don Leo Franco que estás en los cielos. Y no solo por los penaltis, que pueden considerarse medio anecdóticos, si se quiere. Es porque, en mi opinión, estamos ante el mejor portero de nuestra historia, no tengo la menor duda al respecto. La putada es que ha tenido la mala suerte de pillar unos años muy difíciles para mi entidad. Un tipo que merece la pena, y mucho. De los pocos futbolistas que dicen algo en una entrevista. Espero que el Calderón el próximo domingo le de la ovación que realmente se merece.


LA DECEPCIÓN DEL PARTIDO: Cualquier individuo salvo Leo Franco, Jurado, Galleti y Capi, que estuvo durante el terreno de juego durante la segunda parte. Aquello parecía un encuentro entre el Psiquiátrico de Ciempozuelos contra la Unidad de Psiquiatría del Gregorio Marañón. Ver para creer.


TERMÓMETRO ROJIBLANCO: (+7). Los puntos del pasado sábado tienen su peso en oro, y tendré que ser optimista y me quedaré con la imagen del primer periodo. De todas formas, ojito con el Espanyol el próximo domingo, que están lanzados.


ÁRBITRO: No sé cómo se llama, pero no me gustó nada su arbitraje. Acierta en el papanato penalti que comete Perea, pero el supuesto de Seitaridis es de vergüenza ajena. Yo estoy convencido de que este tipo de penas máximas solamente nos las clavan a nosotros, aparte del asedio constante a continuas faltas al que nos sometió en la segunda parte.


Por último, quiero lanzar una pregunta al aíre ...¿Vosotros creéis que son los jugadores los que echan para atrás miserablemente en los partidos, u obedecen órdenes de su entrenador? Porque lo del sábado pasado es de traca.




-- Un saludo. Tomi. Gruppo Baramba. ¡No me pregunten por qué los colores rojiblancos van con mi forma de ser. Ni merengues ni marrones a mí me ponen las rayas canallas de los colchones.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8