20 de enero de 2007

Atleti 1 - Osasuna 0. Justicia rojiblanca

Al fin se hizo justicia ante una de nuestras bestias negras de los últimos tiempos y logramos vencer un partido de forma justa, si bien con demasiadas complicaciones (para variar).

El partido fue sumamente intenso, es decir, que para un espectador de un equipo normal, probablemente le resultaría un peñazo. Osasuna se dedicó a defender como siempre, presionando cojonudamente por todo el terreno de juego, y el Atleti, al menos, esta vez, sí que le echaron bemoles al tema, aunque lo de jugar bien al fútbol en el Manzanares sigue siendo asignatura pendiente.

Lo que está claro es que este encuentro se ha convertido ya en un clásico de nuestro fútbol, ya que la rivalidad existente entre ambos equipos cada vez queda más reflejada sobre el terrreno de juego. Cada vez quedan más cuentas por ajustar, más ambientes por superar (el Frente realizó un Tifo espectacular) y la gente del Calderón, para que os voy a decir lo contrario, les tenemos muchas ganas a los rojillos (ellos tampoco nos reciben con florecillas silvestres, por eso estar tranquilos).

En el segundo tiempo empezaron a cambiarse las tornas. El cambio del Maletti sustituido por Gabi dio mucho empaque a nuestro centro del campo, y nuestro asedio empezó a ser constante. Un jugadón de Agüerito que paró acertadamente el neoquemacontenedores del Ricardo, una galopada espectacular de Jurado, que se fue de cine de todo Dios, pero quiso meter él el tanto, cuando tenía un par de compañeros solos, y, lo que es peor, el penalti fallado por el Niño Torres que cometieron sobre él mismo y que supuso la expulsión de Cuéllar. Le dije a Rafita, antes de tirarlo, que lo fallaría, lo tenía claro. Llevaba ya 2 consecutivos haciéndolo. Lo más cojonudo es que no fue ni a puerta. Pero no pacha nada. El público reaccionó como solo el Calderón sabe hacerlo, y todos fuimos una piña en torno a nuestro Niño.

Faltando 7 minutos escasos, y cuando aquello olía a empate por todos lados, córner que botamos, chilena a ninguna parte de Antoñito López, el balón que queda muerto tras una serie de rechaces, y el balón le llega a Zé Castro (del que luego os hablaré de él, manda cojones que en la temporada que se ha ido Toni Muñoz nos haya dejado sus mejores fichajes como secretario técnico, este portugués es una joya), que, de volea seca y ajustada al palo, logra por fin batir al infranqueable hasta el momento guardameta osasunista.

El Calderón, os podéis imaginar, estalló en mil pedazos, y los nervios de los pamplonicas, tres cuartas de lo mismo. La escoria vikinga del Soldadito, Raúl García (una lástima, porque fue el mejor osasunista), y Ricardito (que pronto que olvidan algunos su pasado, una auténtica pena lo de este individuo), demostraron que Osasuna, ni sabe ganar (cosa que por desgracia sabemos desde el partido de nuestro Centenario) ni saben palmar. Pues ya es hora de aprender, hombre ...

EL CRACK DEL PARTIDO: Zé Castro. Lo dije en pretemporada, cuando nadie le conocía. Un central de la vieja escuela. Fino, elegante, rápido en el corte, no da una mala patada, tiene más técnica que bastantes jugadores del primer equipo (no quiero dar nombres por no humillar a nadie) y tiene un desplazamiento de balón desde lejos francamente interesante. Si encima se incorpora bien al ataque y ya lleva 2 chicharritos con nosotros, miel sobre hojuelas. Añadirle que no parece un mal tipo (tuvo el detalle de dedicarle el gol a Fernando Torres tras su fallo en el penalti). Espero que la llegada del nuevo central no implique su suplencia, porque sería una injusticia indigna de un tío legal como es Aguirre.

LA DECEPCIÓN DEL PARTIDO: Maniche. Anda muy perdido el portugués. Espero que sea simplemente un bache pasajero tanto físico como de moral (ésto último mucho más preocupante).

ÁRBITRO: Lizondo Cortés. Aún pudo expulsar a más peña, ¿Eh? Pero vamos, reconozco que tuvo 3 cojones para hacer lo que hizo. Hizo un arbitraje rozando la perfección.

TERMÓMETRO ROJIBLANCO (+13). Pues sí, seguimos subiendo los grados. 13 grados empieza a estar bien, pero si queremos asegurarnos bien Europa, hay que ir alcanzando los 16 cuanto antes. Ya llueve menos ...

Y el sábado que viene, el Racing, otra vez en casa (ojito, equipo peligroso). Claro que ... ¿Y quién no es peligroso jugando en el Calderón?



--
Un saludo.

Tomi. Gruppo Baramba.

http://www.cronicasdeltomi.blogspot.com/

SE ACABÓ EL TIEMPO DE LAS EXCUSAS.
EUROPA, O MUERTE.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8