8 de marzo de 2007

La auténtica realidad de Maxi y Petrov


FUENTE: noticias.info

El pasado 20 de febrero los jugadores de la primera plantilla del Club Atlético de Madrid Maxi Rodríguez y Martin Petrov partieron a Cádiz junto al preparador físico recuperador de la entidad atlética, Óscar Pitillas, para proseguir la recuperación de las respectivas roturas del ligamento cruzado que sufrieron el pasado mes de octubre. Los centrocampistas rojiblancos, que pondrán el punto y final a esta fase el sábado 10 de marzo, también han estado acompañados por Lorenzo Buenaventura, preparador físico del Cádiz y una institución en lo que se refiere a la recuperación de rodillas. Un trabajo de trece días que está siendo supervisado también muy de cerca por José María Villalón, Jefe de los Servicios Médicos del Atlético de Madrid, quien junto con el Doctor Pedro Guillén y la supervisión de 'ASISA' operaron a los dos futbolistas el pasado 16 de octubre en la 'Clínica Cemtro'.

Pocos días antes de partir para tierras gaditanas, el argentino y el búlgaro comenzaron una nueva fase de la recuperación y realizaron por primera vez carrera continua en el césped de la Ciudad Deportiva de Majadahonda, algo que esperaban con anhelo. Ahora están ultimando una nueva etapa con el fin de incorporarse al grupo próximamente.

Siempre es duro trabajar día a día para volver a encontrarse al ciento por ciento para la alta competición. Quizá es el período más difícil para un deportista profesional, por lo que el esfuerzo y la buena predisposición son claves para alcanzar los objetivos marcados. Un día normal de trabajo para Maxi y Petrov en tierras gaditanas comienza a las siete de la mañana, cuando suena el despertador para ponerse en marcha a los ocho. En la primera fase del entrenamiento matutino, de ocho a nueve y media, se trabaja el fortalecimiento de la pierna mediante masajes y diferentes ejercicios en la Ciudad Deportiva del Cádiz con Lorenzo Buenaventura. Más avanzada la mañana, sobre las diez y media, se ejercita la condición física alternativa, para posteriormente trasladarse a la playa y entrenarse en la arena y el agua.

Por la tarde, tras la comida y un merecido descanso, los jugadores, junto a Óscar Pitillas, vuelven al trabajo a las cuatro y media para realizar ejercicios de fortalecimiento en camilla, gimnasio y trabajo de campo, como desplazamientos y carrera. Una jornada completísima e imprescindible para una buena recuperación.

El trabajo que están realizando en Cádiz Maxi Rodríguez y Martin Petrov no hubiera sido posible sin la colaboración de dos grandes profesionales del deporte, y más concretamente en la recuperación y readaptación de los futbolistas tras una lesión. Óscar Pitillas y Lorenzo Buenaventura han formado un gran tándem y día a día trabajan con los dos futbolistas para mejorar su condición.

Dentro del amplio equipo que rodea al entrenador del Atlético de Madrid, Javier Aguirre, Óscar Pitillas es pieza fundamental para la readaptación de los jugadores lesionados. Después de cuatro temporadas en la entidad atlética, Óscar se ha convertido en un colaborador indispensable para Juan Iribarren, preparador físico del plantel rojiblanco. Su experiencia en la alta competición y su seriedad a la hora de trabajar han facilitado enormemente el trabajo del preparador físico.

"Mi parcela dentro del equipo está justo entre los Servicios Médicos y el alto rendimiento o preparación física. Uno de mis cometidos es readaptar a los jugadores y no sólo desde el punto de vista lesional, sino también de capacidad. Mi objetivo es que el jugador que tiene una lesión se pueda integrar rápidamente a la dinámica del grupo", comenta Óscar Pitillas en declaraciones a la página oficial del Club.

La preparación física de los jugadores es vital, pero también la readaptación desde el punto de vista lesional y de capacidad. En esos momentos es Óscar Pitillas el encargado de agilizar de forma óptima la vuelta al equipo del futbolista, un papel que el preparador físico-recuperador rojiblanco hace a la perfección. "Es un momento delicado, pero cuando un deportista está lesionado lo que quiere hacer es volver a la dinámica de grupo cuanto antes y es en ese momento cuando se vuelca en su recuperación. Es lógico que al principio de una lesión el jugador se sienta desmotivado, pero ahí estás tú para llevártelo a tu terreno y volver a empezar. Se le pasan muchas cosas por la cabeza, pero la verdad es que se motivan solos. Lo único importante es que los jugadores confíen en ti y les puedas transmitir seguridad",subraya.

Relación fantástica

El preparador físico recuperador contó a la página web del Club que los motivos de trabajar en Cádiz son "contar con la experiencia de Lorenzo Buenaventura, que es un gran profesional y la relación está siendo fantástica, trabajar en la playa y estar alejados un poco de toda la presión. Los jugadores están perfectos para el momento en el que están, siempre basándonos en una programación".

Los dos futbolistas están cumpliendo una nueva fase de la recuperación de su lesiones y cuando lleguen a Madrid aún les quedará mucho trabajo por delante. Por eso, tanto los Servicios Médicos del Club como todo el personal que colabora en la recuperación de los dos jugadores quieren aclarar que "aún estamos lejos del trabajo global. Cuando son lesiones de una o dos semanas la vuelta al grupo es más rápida. Cuando los dos empiecen a realizar más o menos todo tipo de ejercicios en el campo, como tocar balón o disparar, incluso cuando estén en dinámica de grupo, todavía faltará para que estén a disposición del entrenador. Se tiene que dejar a un lado la presión que se crea por la vuelta a la competición; es un proceso que tiene sus tiempos y que se tiene que hacer poco a poco. Después de que la rodilla está recuperada, hay que conseguir unos parámetros de fuerza y resistencia de alta competición y eso es muy costoso".

Junto a Óscar Pitillas se encuentra Lorenzo Buenaventura, preparador físico del Cádiz en la actualidad y una estrella en su parcela dentro del panorama nacional. Procede del Atlético de Madrid, equipo en el que militó durante cuatro temporadas (1999/00, 2000/01, 2001/02 y 2003/04), y por sus manos han pasado futbolistas de innumerables equipos, tanto españoles como extranjeros, que no dudan en desplazarse los kilómetros que haga falta para ponerse bajo sus cuidados. Lorenzo ha estado con anterioridad, además del Atlético de Madrid, en el Espanyol, y hasta en la selección argentina de Marcelo Bielsa, al que conocía de su etapa en el Espanyol.

Su nombre suena a música celestial en los oídos de los futbolistas. Pese a su juventud lleva ya casi dos décadas trabajando en la preparación y recuperación física y, aunque él huye de la fama, lo cierto es que está considerado como un 'crack' en el mundillo del balón. Buenaventura llegó a la especialización por la que hoy es mundialmente conocido casi por obligación. Cuando Vicente Cantatore dejó el Cádiz en 1988, se llevó a su preparador físico y el entonces presidente, Manuel Irigoyen, buscó otro. Le recomendaron al recién licenciado Lorenzo Buenaventura, que fue tofo un hallazgo. En aquella época también empezó a potenciar otra de las cualidades que lo han convertido en un gran apoyo para los futbolistas: mano izquierda y capacidad para transmitir confianza.

Si en el Cádiz aprendió de manera casi autodidacta, en el Espanyol formó parte del equipo del Doctor Cugat, con el que aprendió mucho. El secreto de Lorenzo Buenaventura es sencillo, ir paso a paso. "Se trata de ser fino, no subir escalones de dos en dos y darle a cada estructura lo que puede soportar, no más", reconoció a la página web del Atlético de Madrid.

Buenaventura es un gran profesional y de eso no hay duda, pero también se convierte en un amigo para el futbolista que lo necesite. El actual preparador físico del Cádiz, que en una ocasión reconoció que uno de los jugadores más completos que conoce a nivel físico es Fernando Torres, subraya que no es fácil devolver el buen estado físico a un deportista que ha sufrido una lesión, pero para eso están los grandes profesionales como él y Óscar Pitillas, una pareja de éxito.

Desde los Servicios Médicos del Atlético de Madrid, encabezados por José María Villalón, no quieren en modo alguno precipitarse y Maxi y Petrov sólo se pondrán a las órdenes de Javier Aguirre cuando se encuentren físicamente al ciento por ciento. Los médicos rojiblancos no quieren cuidar los tiempos y consideran que durante su estancia en Cádiz los jugadores están dando un paso importante con el fin de que antes de que acabe la temporada ya puedan estar en condiciones de reaparecer.

--
Un saludo.

Tomi. Gruppo Baramba.

http://www.cronicasdeltomi.blogspot.com/

FIELMENTE ULTRAS, ETERNAMENTE FIELES

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8