20 de mayo de 2014

Barsa 1 - Atleti 1. Somos el Atleti.

Sé que nos queda una final (y estoy plenamente convencido  de que la vamos a ganar, sirva ya  exponer claramente mis sentimientos hacia el match del próximo  día 24 de Mayo) pero este título liguero que conquistamos el pasado sábado llena de pleno todas mis expectativas que jamás  hubiese soñado referido a mi sentimiento Atlético. Cubre todos los poros del mismo. Es la clave de este equipo, sin lugar a dudas: pueden jugar mejor o peor al fútbol, pero no conoce la palabra desánimo en su diccionario, que es tan amplio y tan lleno de valores que necesitaría una Edición del Espasa entero para contaros todos los detalles sobre el mismo.

 

Tras el partido frente al Málaga, el desánimo y algunas lógicas señales de incertidumbres nos invadieron los corazones Atléticos. Craso error. Una vez más la muchachada nos demostró que nada les puede, que con los obstáculos se superan y les sirven de acicate y que, aparte, saben jugar al fútbol pero tela de bien. Al fútbol que se  les  puede  exigir a estos jugadores. Al fútbol que tanto nos gusta a todos los Atléticos. Luchando por cada balón como si fuese el último de sus existencias, defendiendo tan gallardemente esos colores rojiblancos que tanto nos apasionan, y haciendo honor a nuestro glorioso himno una y otra y otra vez, como no han perdido  la costumbre a lo largo de todo el año.

 

Nada les acompleja, no existe la palabra miedo  en su  diccionario. La última prueba era de lo que fue, de Campeonato. Nada más y nada menos que jugarte el título Liguero a una sola carta, enfrente de 97.000 enfervorizados tíos en favor del equipo contrario, y cuyo presupuesto cubre el nuestro con tan solo dos simples jugadores. Al otro equipo poderoso económicamente la jornada  anterior ya le habíamos descartado en dicha lucha por el Campeonato. El escenario, inmejorable. La  gesta, digna de la mayor que podamos imaginar. El guión, ciertamente soñado por todos. Nada nos pudo, nada nos retuvo, a pesar de que encima,  en plena batalla ya  en el desarrollo del juego, cayeron lesionados nuestros dos mejores  jugadores del presente campeonato (aunque, francamente, esta afirmación es  muy difícil de sostener por mi parte, no porque no se merezcan tal galardón, sino porque considero que muchos otros han estado a su misma altura, ahí, probablemente, radique el gran secreto de todo: el concepto de equipo es  lo único que cuenta, lo único innegociable,  está por encima de cualquier individualidad) .

 

Para colmo, nos encontramos también con  un tanto en contra de Alexis. Un golazo,  sí, pero que vino de la  nada.  Ni fue fallo de Courtois, ni  en la marca de Luis  Filipe, ni el posicionamiento en sí del equipo, que fue modélico  en los  primeros compases del encuentro. Fue  un excepcional mazazo  sin más (qué simple hacemos lo  más complicado), que no venía en consecuencia  nada más  que de lo caprichoso que suele ser este deporte en determinadas situaciones.

 

El  guerrero estuvo 5 minutos groggy, intentándose levantarse de la lona  y recuperarse del los  terribles golpes recibidos sin merecerlos, y terminó el primer tiempo recuperando de nuevo el mando y embotellando al Barcelona en su área,  que se defendía como gato panza arriba del ataque de furia contenida al  que estaba siendo sometido por las huestes rojiblancas.

 

La segunda parte fue un calco de cómo terminó la primera, y comandados por un Koke imperial toda la  tarde, siguió sin permitir al Barcelona darse una mínima opción de respiro. Es  la clave de la gente del Cholo: cuando  más fuerte es la injusticia, más poderosa nuestra respuesta.  Hasta que, en el enésimo córner  a favor, balón que pone Gabi y aparece  desde detrás  Godín, que tras su INCONMENSURABLE temporada que ha realizado defendiendo la rojiblanca, tanto en ataque como en defensa, remató con  fiereza el  balón de un  espléndido  cabezazo, que se coló sin  remisión en la meta defendida por Pinto. En  ese momento ya todos  los Atléticos  supimos  que el título era nuestro. La grada visitante también lo supo (y así nos  reconoció el mérito al ovacionarnos al final del encuentro) y me atrevería  a decir que todo el resto de aficiones rivales también ya lo saben, también son consientes  del peso que tiene en la historia esta  décima Liga  conseguida por el Club Atlético  de Madrid (sin lugar a dudas, la más valiosa de entre las nuestras, la más lograda a la par de más merecida) y, con el paso del tiempo, así como echando un simple pestañeo atrás en nuestros anteriores campeonatos ligueros, sabemos y debemos de valorar en consecuencia este logro sin parangón en nuestra gran Historia. Atrás han quedado épocas de descensos, de mediocridades andantes vistiendo nuestra camiseta, de patos, ocas y demás fauna zoológicas, y todo ello conseguido en base al sufrimiento, al trabajo y  a la fe diaria y cuyo mentor especial, por supuesto, tiene nombre y apellidos. Como no puede ser de otra forma, Don Diego Pablo Simeone. Parafraseando a la mítica biblia, el Cholo es mi pastor, nada me falta. Él ha conseguido que el mundo entero se rinda ante nuestros auténticos valores que andaban perdidos en el saco del olvido, y que, hoy por hoy los aficionados Atléticos seamos los más felices de este mundo, porque, gracias a él y a su forma de llevar a este grupo de jugadores  tan admirables, puedo afirmar con  rotundidad que no puede  haber nadie más feliz en este mundo  que los Atléticos. Absolutamente nadie. Porque, al fin, podemos decir bien alto todos … Somos el Atleti. Mi más cordial y emocionada enhorabuena  a  todos por haber conseguido el mayor de  los  logros, que nada ni nadie  nos va  a empañar, a pesar del compromiso  con  la historia  que tenemos  el próximo día  24 de Mayo. Eso es un simple partido, al fin y al cabo, logrado, eso sí, tras un majestuoso paso por dicha Competición, manteniéndonos imbatido desde el comienzo  de la misma, y que tendremos enfrente, a otro de nuestros rivales más poderosos del Universo. Pero creo con más fuerza que nunca en nuestra muchachada. ¿Razón? Sí. Somos el Atleti.

 

EL CRACK DEL PARTIDO: Godín y ese cabezazo suyo que ya es parte de nuestra más brillante historia Atlética. Con letras en oro y bordadas, Uruguayo. Si Pantic tuvo un busto, usted no merece nada menos, téngalo claro.

 

LA DECEPCIÓN DEL ENCUENTRO: Nada. Lo tenemos todo. No podemos pedir más. El cielo es rojiblanco.

 

ÁRBITRO: Mateu. Anuló un tanto bien anulado a Messi, y no tuvo mayor incidencia en el marcador.

 

TERMÓMETRO ROJIBLANCO (+ 33 GRADOS).

 

Lo despedimos finalmente con esta extraordinaria temperatura, digna de lo que somos, Campeones, sin más. Así como  suena. Guárdenlo bien en sus retinas, porque superar esto es bastante difícil. El estado de éxtasis es lo que tiene.

 

Y no tengan miedo para el sábado. Lo importante es lo ya conseguido, y más zancadillas que nos han puesto y no ha habido manera de hacernos bajar del burro, será difícil que logren aumentarlas. Siéntase, en todo caso, siempre orgullosos y altaneros cuando se pongan de nuevo la elástica rojiblanca. Y griten a los cuatro vientos, pase lo que pase, que sí, que SOMOS EL ATLETI. Nada les dará más fuerza ni les hará sentirse más poderosos en el mundo entero. Aplaudan a nuestros gladiadores antes, durante y después de la batalla. Emociónense, déjense la garganta, que les salga el corazón por dónde pueda, y que nada ni nadie les quite ese derecho. Y recuerden: el Cholo es nuestro Pastor. Nada nos  falta.

 

 

20 comentarios:

Anónimo dijo...

Aúpa https://www.youtube.com/watch?v=sAAyjY1QPFA

Anónimo dijo...

TODO EN CONTRA

Es de justicia y razonable celebrar un título como la Liga teniendo en cuenta lo que conlleva y contra quién se consigue. Pero creo que esto nos va a jugar en contra aparte de una serie de razones:
1. La lesión de Diego Costa en el partido que mejor se adapta a sus cualidades. Sabemos que clase de atributos hay que tener cuando uno se enfrenta a una defensa que te pisa por detrás, te pisa la mano, te echa los mocos....

2. ¿Deberes hechos?: La celebración de este fin de semana supone cortar la tensión competitiva del equipo. Se produce una sensación de bajada de tensión que resta hambre por lo siguiente victoria. Se puede producir, también, una sensación de trabajo cumplido que te quita “el hambre” para pelear por el siguiente trofeo. Además de todo esto está el hecho de la confianza que genera y el exceso de confianza conduce inmediatamente a la derrota.

VAMOS, ES LO PEOR QUE TE PUEDE PASAR AÚN SIENDO UN TROFEO CONQUISTADO.

3. Miedo escénico: Sería interesante que nuestros jugadores visionaran las finales que Valencia y Bayern Leverkusen disputaron contra los delincuentes de blanco. Ambos eran superiores y habían protagonizado temporadas fantásticas …., y perdieron. De hecho pasaron por la final como verdaderos hologramas asustados. DARÍA MUCHÍSIMA RABIA PASAR DE PUNTILLAS POR ESA FINAL. NO QUEREMOS QUE ESO PASE.

El escenario, todos los actos y los fastos que se organizaran alrededor NO DEBEN DESLUMBRAR A NUESTROS JUGADORES QUE DEBEN CENTRARSE EN EL TRABAJO QUE TIENEN QUE HACER.

4. Línea arbitral: Este punto se da por perdido siempre en nuestro caso. Pero lo que mas miedo da es el tema de que llegue a amedrentar a nuestros jugadores. Se prevé un alubión de pisotones por detrás, mocos y escenitas. NUESTROS JUGADORES NO PUEDEN DEJARSE AMEDRENTAR, TENDRÁN QUE ESTAR A LA ALTURA.

5. Para jugar una final NECESITAMOS QUE HAYA FINAL: Y es que ¿cuántas veces ha ocurrido? La afición se prepara, el ambiente parece propicio y…. antes de que uno se ubique en su localidad el marcador ya está en contra. ¿SEREMOS CAPACES ALGUNA VEZ DE QUE ESTO NO OCURRA? Siempre ocurre algo que hace que el desarrollo del partido no sea normal y para nosotros es VITAL. POR FAVOR SEÑORES, EVITEN LA CAGADA DE SIEMPRE EN EL PRIMER MINUTO (lesión, expulsión, gol en contra, gol en propia puerta, resbalón…)


6. Ya el cronista lo dijo "lo importante es lo conseguido". Esto es lo que los vikingos quieren que pensemos para "dejarles paso". NO SEÑOR, LO IMPORTANTE NO ES LO CONSEGUIDO, ES LO QUE ESTÁ POR CONSEGUIR. ABANDONEMOS DE UNA VEZ NUESTRA MENTALIDAD PERDEDORA.


Sacar pecho nunca ha ido con nosotros. La humildad y el trabajo han sido siempre nuestra bandera pero esto no quita que lo que queremos es que si se produce la derrota NO SEA POR FACTORES EXTERNOS, POR NUESTRA INCOMPTENCIA O POR NUESTRA CANDIDEZ. Que se sepa que para arrebatarnos el trofeo tendrán que sobrepasar a 11 animales salvajes.
AUPA ATLETI.

BVVMVJAC dijo...

Calma tensa. Yo aún no he descorchado las botellas. Eso lo reservo para el fin de semana.

Hay que quitarse el sombrero ante la afición del F.C. Barcelona.

sentir1907 dijo...

Que quieres que te diga macho............es la alegría más grande que me ha dado el fútbol este año ( porque mi equipo me ha dado más bien pocas por no decir ninguna ) la consecución MERECIDAMENTE del título liguero , que bonito lo que tendréis por el cuerpo macho , pero yo he disfrutado como un colchonero más ¡¡ y no sólo yo ¡¡ , sino todo el beticismo ¡¡ que sacamos nuestro material colchonero a la calle cuando acabó el partido ¡¡ , pero esto no debe acabar aquí , la alegría hay que rubricarla con el doblete ¡¡¡¡ , sería el mejor orgasmo futbolístico para cualquier colchonero y para cualquier bético , que como bien sabes somos todos colchoneros con dos cojones ¡¡ y estamos hablando doblete y encima frente al eterno rival ¡¡ casi naaaaaaaaa miarma ¡¡
Y es que quitarle la liga al barça y la champions al madrizzz , está al alcance de muy pocos ¡¡ , sólo del atleeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeti ¡¡
ENHORABUENAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

Paul Marble dijo...

¡LO HICIMOS! ¡GRACIAS, ATLETICO!
Y muchas gracias a usted por una temporada cronística fantástica.
Un abrazo y ¡FORZA ATLETI SIEMPRE!

Julio dijo...

Ya le felicité en privado y ahora lo hago en público. Enhorabuena, don Tomi. Sé lo mal que lo ha pasado con el Atleti y la alegría que tiene ahora al ver a su, nuestro equipo campeón.

Un abrazo, maestro.

Anónimo dijo...

Te lo decía yo desde principio de temporada cada vez (rara :)) que conseguimos hablar: este año veo al equipo COMPETIR. Porque lo que quiero ver al equipo COMPITIENDO. Y puedes perder o ganar, pero hay que COMPETIR.

La frase del Cholo queda para la historia: "Si se quiere y se trabaja, SE PUEDE". Ojo, dijo que se puede, porque el sábado podría no haberse conseguido el título, pero no por ello hubiese dejado de estar yo todo lo orgulloso que estoy del equipo este año. El trabajo en ocasiones no te garantiza el éxito, pero si mueres dando todo lo que tienes puedes hacerlo tranquilo.

Dos cosas:

- El detallazo del Cholo sacando a todo el cuerpo técnico a la rueda de prensa. Algunos de ellos hasta ahora anónimos, pero vitales.

- Chapeau para el Camp Nou. Podemos tener cualquier juicio sobre ellos, pero tienen algo que otros que tenemos muy cerca ni tienen ni nunca tendrán.

Un abrazo.

César.

Anónimo dijo...

MUY IMPORTANTE el comentario anterior cuando el compañero habla de competir. Cuando nos enfrentamos a los delincuentes de blanco muchas veces no se compite. Ocurrió en la eliminatoria de copa. ¿PORQUE EL ATLETI COMPITE CON TANTA FUERZA Y FIEREZA CONTRA FCB, CHELSEA, MILAN, ETC. Y NO ASÍ CONTRA ESA GENTE?

PARA GANAR LA FINAL NECESITAMOS QUE HAYA FINAL Y NO SE ACABE A LOS DOS MINUTOS CON UN GOL EN CONTRA (CUANDO NO UN AUTOGOL), UNA EXPULSIÓN, UN RESBALÓN...

JOSE I. FERNÁNDEZ dijo...

Señor Don Tomás:

He de decirle que cuando ganamos este grandioso título, una de las personas que pasó por cabeza fue usted.
No pude felicitarle porque perdí su teléfono (y otros tantos, porque se me borró la agenda), pero ahora lo hago a través de su blog: ENHORABUENA!

Porque de todas las personas que he podido conocer a través de la blogosfera rojiblanca (que son muchas) usted es uno de los que con más pasión lo vive y de los que más merecía este título con el que tantos años hemos soñado (o en realidad ni eso).

"Somos el Atleti", sí. Y no sólo por el coraje y corazón que derrocharon a raudales, sino por ese sufrimiento que tuvimos que padecer hasta el último segundo (corner en contra incluido) para certificar el título. Aunque como bien dice, en cuanto que marcó Godín supimos que esta Liga era nuestra.

Como usted, soy optimista de cara a la Final de Champions. Y la pregunta es ¿Va usted a Lisboa y nos tomamos allí ese mini tantas veces comentado? Qué mejor ocasión!

Un abrazo compañero y seamos felices!!

Tomi Soprano dijo...

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios. Yo no puedo ir a Lisboa (qué más quisiera) pero sé que voy a estar perfectamente representado por los muchos que visitáis este bloq y sé feacientemente que ni un terremoto os haría perderos esta final. Se que la orejona vendrá por primera vez a nuestra casa. Confío en vosotros al igual que en nuestros Esparanos rojiblanco. ¡Os quiero a todos! Y recordad: lo mejor está siempre por llegar.

Paul Marble dijo...

Don Tomi: en Lisboa estaremos, de una u otra manera, todos los aficionados del Atlético. Los que irán y los que no; los que están y los que ya no están. TODOS.
¡FORZA ATLETI SIEMPRE!

Tomi Soprano dijo...

Vivo sin vivir en mi, Don Pablo. Volveremos con el Escudo intacto o moriremos sobre él. ¡A POR ELLOS!

monje dijo...

yo creo!!!!!!!

Anónimo dijo...

En el año 66 al igual que este, Austria ganó Eurovisión, el Atleti ganó la Liga y ¿quién ganó la copa de Europa....?

Bye, bye!

Tomi Soprano dijo...

Las estadísticas están para romperse, no problem.

Tomi Soprano dijo...

Las estadísticas están para romperse, no problem.

Anónimo dijo...

Si, porque Simeone ha ganado las diez finales que ha disputado a un partido.

Anónimo dijo...

Pues joder, si las estadísticas están para romperse, Simeone ha ganado las diez finales disputadas a un partido....

Paul Marble dijo...

¡YO CREO!
(Cuando pase esta vorágine, con el permiso de don Tomi, me gustaría contarles una historia del Atlético Rugby sobre el "Yo Creo").

Anónimo dijo...

El problema de este partido es que ocurre lo no esperado. En todos los derbies el aficionado está ilusionado, los prolegómenos son una fiesta y cuando uno se sienta en su localidad…., ya vamos perdiendo 0-1.

Y es que el aficionado espera el Atleti aguerrido e intenso que se ve cada domingo y en los partidos contra FCB, Chelsea… y lo que se encuentra es un Atleti miedoso, agarrotado y que se las dan todas en el mismo carrillo con el juego subterráneo (pisotones a traición, mocos, tanganas…)

Esto mismo le pasó a Leverkusen y Valencia. Estaban ante ocasiones históricas y también tenían mucha ilusión pero lo que ofrecieron fue miedo y descomposición.

Si, el Cholo ha hecho un equipo compacto y comprometido pero para demostrarme algo tendrá que superar EL TRAUMA DEL DERBY.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8