29 de febrero de 2004

Mallorca 0 - Atleti 1. MERECIÓ LA PENA

Tragarse el bodrio infumable de partido con que, una vez más, nos deleitó nuestro equipo, incapaz de superar al equipo ensaimaderil a pesar de quedarse estos con 10 tíos tras la justa expulsión de Leo Franco. Mereció la pena aunque resulte deplorable que tu rival te supere en tiempo de posesión de balón a pesar de quedarse a los pocos minutos en dicha inferioridad. Mereció la pena aunque, tras dichos condicionantes, resulte un auténtico homenaje a la impotencia comprobar cómo los jugadores que representan tus colores apenas crearon una sola ocasión clara de go durante la primera parte, en un remate de clase de Nano que salió lamiendo el larguero. Mereció la pena sufrir el continuo bombardeo de pelotazos sin ton ni son con que nos deleita la línea de ¿construcción? de juego rojiblanco -demasiado hacen nuestros delanteros ante tal avalancha de melonazo tras melonazo que reciben-. Como nos sobra gente en dicha posición, nos da el punto de ceder a Movilla, y claro, como somos unos auténticos caballeros, les damos a los maños el mejor jugador en ese puesto que tenemos, claro está. Para que luego digan de la caballerosidad vikinga, je. Mereció la pena a pesar de ver el encuentro de ese individuo llamado De los Santos (¿Desde cuándo el Atleti se dedica a foguear jugadores por ahí, por cierto?), por ejemplo, sin lugar a dudas, el mejor ... el mejor recuperador de balones del Mallorca, obviamente. Mereció la pena aunque uno no entienda a qué se dedica cuando salta a un terreno de juego el tal Alvaro Novo (este sí que es galáctico, ¡qué carajo!, él está en su burbuja, vive en su planeta y es sorprendente su capacidad de aislarse del mundo real, ¡larga vida al extraterreste atlético!). Mereció la pena, encima, por si éramos ya pocos, ver la actuación del linier de nuestro ataque en la segunda parte. ¡Solamente nos anuló 2 tantos legales! Para ser mallorquín el colega de toda la vida, se tiró el rollo, ¿Qué no? Todo este cúmulo de sin-sentidos, este hastío de mediocridad, este empacho de maltrato al balón, este quiero y no puedo de Ibagaza (cuando da el pase bien, el resto no le entiende, cuando lo da mal, el resto le había pillado, por supuesto, el que no pilla ni una, mientras, el señor Manzano), esta falta de ambición que partido tras partido muestra nuestro equipo (y esto tiene un claro culpable, ¿Eh, Sr. Manzano? Resulta que no se va usted decididamente a por el encuentro hasta el minuto 20-25 de la segunda parte, claro que, entendiendo que juega usted contra todo un Real Mallorca, equipo que ahora mismo se encuentra en posición de descenso y que, encima, lleva jugando desde prácticamente el inicio del encuentro con un tío menos, es del todo punto comprensible, qué duda cabe), toda esta mierda, en definitiva, merece la pena si uno ve el afianzamiento de Aragoneses en la portería, la profesionalidad del Cholo cumpliendo, una vez más, a la perfección en el centro de la defensa, el buen hacer de García Calvo -por favor, no te lesiones más, tío-, el paso a paso hacia delante de Arizmendi -está verde, pero para que deje de estarlo lo mejor es darle minutos, de lo poco bueno que está haciendo el inútil supremo de nuestro mister paleteril- y, sobre todo, ver al Niño en el minuto 91 meter el antológico gol que se inventó, tanto que, seguro, será ninguneado convenientemente por los de siempre, pero que es un golazo se mire por dónde se mire, a saber:
Tener los santos cojones de intentar hacer lo que hizo en el minuto 91, en velocidad, encima tras ser previamente agarrado, a unos 25 metros y de un solo toque, en una majestuosa vaselina. Es hoy por hoy el único jugador que con su juego y ambición nos recuerda lo que ha sido y debe de ser el Atlético. El Niño, de hecho, es casi tan grande como la peña que se desplazó a animar al equipo a Son Moix. Casi tan grande como el Atleti. Que nos dure, porque, hoy por hoy, es nuestra luz al fondo del tunel, lo único que, deportivamente, me recuerda con sus acciones lo que nunca debería de haber dejado de ser este club.

-- Un saludo.
Tomi. Frente Atlético. Vieja guardia. LCJ2.

GANAMOS EN LOS BARES COMO HOMBRES
LOS QUE OTROS PIERDEN EN EL CAMPO COMO MERCENARIOS
1903-SECCION BARAMBA-2004
UNIDOS POR UNOS COLORES
HERMANADOS POR EL ALCOHOL

NIUSERO DEL AÑO 2003-2004.

21 de febrero de 2004

Atleti 0 - NarcoDepor 0. EMPATE A NADA

Porque para poco o nada vale dicho resultado para ninguno de los 2 contendientes, en el partido disputado el pasado sábado entre el Atleti y el NarcoDepor.

En la primera parte el único que hizo intentos por llevarse el encuentro fue nuestro equipo. El problema es que, aparte de la ya conocida Niñodependencia, a la hora de posicionarse en ataque lo hace con apenas efectivos, y así es muy difícil, máxime si juegas contra un equipo como el Deportivo, cuya firmeza defensiva es más que evidente.

Y así, aunque el dominio fue total y completamente nuestro, era completamente calientapollas, más que otra cosa.

El segundo periodo fue algo más entretenido, con una gran ocasión por parte de Arizmendi (no me causó mala impresión el chaval: protege muy bien el balón y, a pesar de su altura, parece habilidoso con el mismo, además de que no se corta un pelo a la hora de pedirlo), a la que respondió un ovacionado Molina (de los pocos mercenarios que se salvan de la peña que estuvo en el año fatídico del descenso) por parte del Atleti, y con 3 contras fulgurantes del Deportivo, capitaneadas por Luque (es un jugadorazo como la copa de un pino, Irureta nos hizo un gran favor quitándole del terreno de juego), que incomprensiblemente a dos no llegó Tristán y una la echó fuera increíblemente desde el area pequeña y con Aragoneses ya batido).

Y poca historia más tiene este partido. Destacar el puto frío qué hacía (y lo querían poner los de Audiovisual a las 21,30 h., te cagas) y la tarde de perros que se quedó, lo que impidió que el Coliseum Madrileño por Excelencia se llenase convenientemente. El público no perdonó a Valerón Maricón sus 2 bochornosas temporadas en el Atleti, y fue pitado e insultado de manera consecuente a como se merecía el vendedor de biblias falsas este, lo cual fue más refrendado aún cuando Piruleta le sustituyó. Capdepilas también se llevó lo suyo (sigue siendo el mismo perfecto inútil que desesperaba hasta la extenuación en el Calderón), y, cómo no, nuestro queridísimo jugador Mussampa, todo un ejemplo de entrega en el campo, y que fue injustísimamente silbado cuando fue sustituido por el Sr. Manzano (con lo difícil que tiene que ser jugar al fútbol con un walkman puesto escuchando reggae y emporrao perdido), entrenador que también se llevó lo suyo al sustituir al primo de Ibagaza (ya sabeis que el Caño murió, aquí juega un primo suyo que se parece un poquito), si bien parece ser que el argentino andaba algo tocado.

¿El Deportivo? Me defraudó profundamente. Un equipo que quiere ganar la liga se tenía que haber llevado el pasado sábado los 3 puntos del Calderón. Su poca ambición y mezquindad jugando al fútbol es digna de estudio, ya que jugadores tiene para hacerlo algo mejor. Con esa actitud, desde luego, no se llevan la Liga española ni de cachondeo, vamos.

En fin, que como ya os dije la semana pasada, seguimos sin dar la talla ante los equipos mejor clasificados en la tabla liguera. A partir de ahora, vienen equipos morralla. A ver si a estos al menos los ganamos ...

-- Un saludo.
Tomi. Frente Atlético. Vieja guardia. LCJ2.
VOY A ANIMARTE HASTA REVENTAR.
NIUSERO DEL AÑO 2003-2004.

15 de febrero de 2004

Barsa 3 - Atleti 1. NO DAMOS LA TALLA

Si nos fijamos en la tabla clasificatoria, y en nuestros enfrentamientos a los que ocupan las primeras posiciones, resulta que nos encontramos que no hemos ganado ninguno de nuestros enfrentamientos contra los que supuestamente queremos que sean nuestros rivales directos. Ni contra el Trampas (realizando el pelele en escasos 14") ni contra el Valencia (humillados aquí y allí), ni contra el Depor (goleados escandalosamente en Riazor) y ni contra el Barsa (empatando a cero en el Calderón contra nueve, y demostrando la imagen más evidente de patetismo en el partido de ayer). Es decir, en las grandes ocasiones, no damos la talla.

¿Por qué? Pues unas veces por acongoje del entrenador, y otras porque los jugadores no salen enchufados en los partidos. Ayer fue buena prueba de ello de esto último. En el primer periodo, el Barcelona salío completamente consciente de lo que se jugaba, disputando cada centímetro de césped y, además, jugando el balón con velocidad y criterio. Nosotros, en nuestra línea: deambulamos como zombies sin ton ni son. No presionamos, no nos colocamos bien (o salimos excesivamente colocados, quién sabe), no tenemos un mínimo de concentración para aguantar un resultado nada más anotar un tanto (y esto ya nos ha pasado durante esta temporada en varias ocasiones) con lo que así acaba uno por exasperarse del todo.

Ya el día del Valencia estaba deseando que acabase el encuentro. Pues ayer, tres cuartas de lo mismo. Y me pasó en Zaragoza también. Y me pasó con el Valencia también en el Calderón ...

El primer gol del Barsa es de risa. A mi me gustaría saber cómo de un despeje de Reiziguer puede salir una contra mortal de Saviola. Porque ayer nuestra pareja de centrales hizo el más completo de los ridículos, vamos. Lequi está pensando en otra cosa -y ya se lo vengo observando también en varios encuentros-, y Gaspar pues es que es Gaspar, qué quereis que os diga. Es un jugador que, sencillamente, no tiene categoría para jugar en el Atleti.

Una tímida reacción provocó el bonito tanto de Nikolaidis, uno de los pocos destacables de nuestro equipo, pero ese tanto era un espejismo total, ya que la superioridad blaugrana era incontestable, y como encima, este equipo ES INCAPAZ de aguantar cualquier resultado, porque carece de la concentración y de la personalidad necesaria para hacerlo, pues en una pared ¡por el centro! apenas 2 minutos más tarde del empate Ronaldinho batió con suma habilidad a Sergio Aragoneses, que demostró que sí que tiene madera para ser portero del Atleti, a diferencia del Juanma, por mucha injusticia que nos creamos que sea su suplencia o que no le hagan el puto contrato ese (yo estoy ya con el club en este tema, no quiero más inútiles, por favor). Y aquí se acabó el encuentro. Al borde del descanso, el tercero, obra de Luis García, completamente solo, tras asistencia de Saviola, que centra también completamente solo. Señor Contra, señor Nano ... ¿Para qué vamos a marcar a nadie, verdad? ¿Qué más da?

La mejor definición del Atleti, hoy por hoy, es esa: un equipo sin ninguna personalidad. Con una defensa completamente vulnerable. Con un centro del campo complemtamente inexistente (De los Santos lo único que construye es la desesperación, Ibagaza suplencia ya, Novo vete a reirte de tu puta madre ya, Nano el fútbol es ataque-defensa) y con una delantera en la que el Niño ayer no dio la talla que se le presupone y un griego al que no tengo absolutamente nada que reprocharle. Esta es la radiografía, hoy por hoy, del Atleti. Del paleto del entrenador ni os hablo, vamos. Va a pasar a la historia el imbécil este de hacer debutar a medio Madrileño cuando va perdiendo nuestro equipo. Porque el cambio del otro día en Valencia de Gabi fue de risa (que te va a solucionar el chaval palmando 3-0) y el hacer debutar ayer a Arizmendi, pues tres cuartas de lo mismo.

¿El árbitro? Pues malo, como todos. Para mi fue rigurosa la expulsión de Davids (si bien con el reglamento en la mano es correcta, pero hay que saber torear mejor algunas cosas, hombre, y en 5 minutos no puedes echar a un tío así) y acertó en no señalar penalty del Van Bronkost ese sobre el Niño (no entiendo para qué se tira el gilipollas después del jugadón que se hizo, es que no lo puedo entender, coño). Por lo demás, nos frío a tarjetas, hasta el punto de que creo que hasta yo fui amonestado en mi sillón por el susodicho en cuestión, pero vamos, que sobra hablar del arbitrucho en esta crónica, que aquí no está el puto Trampas por medio.

En fin. Esta es la radiografía actual del equipo que hay, y de la situación que tenemos. El sábado viene el Depor, y, en buena lógica, es más que probable la victoria gallega en el Calderón, para qué nos vamos a engañar. Mientras este equipo siga sin personalidad en un terreno de juego, poco más podremos hacer, la verdad.

-- Un saludo.
Tomi. Frente Atlético. Vieja guardia. LCJ2.
ASÍ SE ESCRIBE LA HISTORIA: REAL MADRID, 101 AÑOS ROBANDO.
NIUSERO DEL AÑO 2003-2004.

14 de febrero de 2004

Real Sociedad 1 - Athletic 1. APUNTES DEL DERBI VASCO.

- El primer tiempo fue precioso, con una Real que salió como en los viejos tiempos, con 2 palos en 5 minutos y, como suele ocurrir, con un gol en contra de Yeste, que no se mereció en ningún momento el equipo del Bocho.

- El segundo periodo, sin embargo, fue bastante más igualado, a pesar de la expulsión de Gurpegui. El Athletic supo replegarse perfectamente y tapar todos los posibles pasillos que pudiesen encontrar los de donosti.

- Una delicia ver las gradas con las 2 aficiones entremezcladas. Espero que el buen rollo que tienen ambos equipos perdure por mucho tiempo. Es bueno para el fútbol.

- Karpin fue el mejor de los donostiarras. Es un excelente interior que algún iluminado dejó escapar de Balaidos, y que algún iluminado mayor no dejó que Gil consumara su fichaje por nosotros. Es igualito que el Novo, vamos. Dos gotas de agua.

Y poco más que añadir, la verdad. Al menos me entretuve, vi ratos de buen fútbol y resultó un encuentro interesante. Es cierto que el Athletic tuvo más fortuna, pero también lo es que se replegó con mucha inteligencia cuando se quedó con 10 hombres. Resultado justo, pues.


-- Un saludo.
Tomi. Frente Atlético. Vieja guardia. LCJ2.
ASÍ SE ESCRIBE LA HISTORIA: REAL MADRID, 101 AÑOS ROBANDO.
NIUSERO DEL AÑO 2003-2004.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

MAREANDO LA PERDIZ: "Desesperado"

Your Ad Here
FD12853D-b4b758962f17808746e9bb832a6fa4b8